Tabaco orgánico: menos agresivo al fumador, al agricultor y amigo del medioambiente.

Hi Brasil Tobacco, desde su creación, tiene como objetivo proveer tabaco puro y menos nocivo a la salud del fumador. Guiada por este deseo, invirtió en tabacos orgánicos. Así, proporciona un tabaco 100% libre de productos químicos.

Eso sin mencionar que el cultivo de esta hoja se hace libre de pesticidas. Ello garantiza bienestar a los agricultores que, en muchos casos, acaban enfermándose por el contacto diario con pesticidas. En una plantación de tabacos orgánicos, ellos están libres del manoseo de productos químicos.

Sin embargo, para conquistar una plantación orgánica certificada hay que tener paciencia y mucha persistencia. La plantación de tabaco orgánico exige dedicación de parte de los agricultores. Son muchas las exigencias que hace la empresa certificadora y, muchas veces, para que ocurra esta plantación, son necesarios algunos años de preparación del suelo. Después, alrededor de las áreas cultivadas, se hacen barreras naturales en la vegetación, que protegen las plantas de influencias externas, sobre todo de los pesticidas usados en las plantaciones vecinas. Durante todo el proceso son utilizados tan sólo productos orgánicos como abono (humus). Y más: las tierras agrícolas pasan por inspecciones periódicas y sin previo aviso.

Sin embargo, aunque la clasificación y la comercialización de este tipo de tabaco obedezca la misma legislación del Ministerio de la Agricultura, este tabaco está más valorado al momento de la venta, y alcanza un precio hasta el 60% más alto por kilo – lo que se vuelve un bonus al bolsillo del tabacalero que se dedica diariamente a la plantación de tabaco orgánico.

 

Doble cuidado en todas las etapas

La plantación de tabaco orgánico debe respetar todas las etapas de control y registros de campo, desde el plantío, cosecha, comercialización, almacenamiento, transporte, beneficiación y exportación.

Incluso, tratándose de tabaco orgánico, todas las operaciones son inspeccionadas rigurosamente para que no haya ningún tipo de contaminación de los productos. Mismo después de embalados, ya en la fábrica de HBT, los tabacos orgánicos son mantenidos separadamente de los demás.

Sin duda, se trata de un nuevo paradigma en el campo y que refleja directamente en la salud de quienes producen y de quienes consumen el tabaco orgánico, además, por supuesto, de preservar el medioambiente con la agricultura sustentable.

Estos son algunos de los motivos que han hecho de HBT la precursora en el segmento de tabaco para envolver y optar por tabacos 100% orgánicos.